8.25.2011

BdF - 2da. TEMPORADA


Spreading Chili Sauce around Boring Europe. Lavakeri, Valencia. Septiembre 2010


Hace casi un año tuve la oportunidad de presenciar una de las exposiciones más atrevidas y frescas de ilustración y cómic de todo el tiempo que llevo dedicado al mundo gráfico y a la autoedición. Acostumbrado a una corrección profesional y buen rollista, que muchas veces rosa el aburrimiento y mojigatería, que encuentro habitualmente en la gráfica convencional -en la prensa, en la calle y en las estanterías de las librerías-, la expo-guerrilla del colectivo portugués Chili Com Carne resultó ser un contundente puñetazo visual e ideológico que demostraba, con la práctica, otras maneras de entender la ilustración y el quehacer visual.



La exposición duro sólo dos días y era la primera parada en el tour "Spreading Chili Sauce around Boring Europe" que llevó a los CCC por España, Serbia, Austria, Francia, Italia, Eslovenia y Alemania, en 15 días y cuyo diario de viaje, publicado bajo el título "Boring Europe", cuenta el cómo, cuando, cuanto y por qué recorrer alrededor de 8000 km con una furgo cargada de fanzines, y puede servir como guía de lo que es la autogestión cultural.


17a. Feira Laica. Diciembre 2010. Mercado Forno do Tijolo, Lisboa.

Chili com Carne surge en 1995 como una asociación sin fines de lucro en la que convergen diferentes artistas, por lo general gráficos, de manera libre y espontánea con el fin de cooperar en la realización de diferentes exposiciones o publicaciones. Uno de estos eventos es la denominada Feira Laica, que se realiza dos veces al año en diciembre y junio, y que es un referente directo de nuestro valencianísimo TENDERETE, en cuanto a organización y planteamiento.


17a. Feira Laica. Diciembre 2010. Mercado Forno do Tijolo, Lisboa.

Como BólidoDeFuego, estuve presente el año pasado y lo que pude experimentar durante los 4 días que estuve en Lisboa era mucho más arrollador de lo que me esperaba. Empezando por encontrar más propuestas de lo que había visto meses antes en Valencia, como otros colectivos y talleres gráficos - la Oficina do Cego o Mike Goes West, - pequeños sellos editoriales - MMMNNNRRRG, Opuntia Books, A Mula o Impresa Canalha - y autores potentísimos - André Lemos, Luis Henriques, Jose Feitor, Jucifer o Margarida Borges-. Cada uno con una identidad muy marcada y difícilmente encasillable. La desfachatez y frescura que se respiraban en las exposiciones y en las publicaciones hacen pensar en el cómo y por qué ciertas formas visuales evolucionan tan disimilmente de lo que el conservadurismo gráfico nos quiere imponer a través de las tendencias. Porque lo que desprenden las publicaciones de esta generación portuguesa es una reinterpretación de lo mejor que ha dejado la filosofía DIY: hacemos lo que somos y somos lo que hacemos. En ellas encontramos referentes al brut art, al cartoon, al expresionismo, a un naif nada gratuito. La amabilidad de las imágenes brilla por su ausencia y esta virtud es lo que les diferencia de casi cualquier producto gráfico que podamos encontrar actualmente en España.


17a. Feira Laica. Diciembre 2010. Mercado Forno do Tijolo, Lisboa.

Autoeditación no significa autopromoción. Aquellos que editan un fanzine con esta linea de pensamiento seguramente terminarán convirtiéndose en los próximos ilustradores del momento, lo cual es loable y seguro es a lo que aspiran cualquier estudiante de bellas artes o de la escuela de oficios. En esto no hay nada malo. Pero autoedición no es eso. O al menos no debería serlo. Autoedición es, sobre todo, vocación y fascinación por la edición. Con mayor o menor presupuesto podemos hacer un fanzine fotocopiado junto a los colegas, y que a lo largo de los años este fanzine termine siendo un proyecto tan exquisito como Nobrow o United Dead Artist -solo por citar dos ejemplos claves con estéticas opuestas en el panorama europeo actual, que yo conozca-.


17a. Feira Laica. Diciembre 2010. Mercado Forno do Tijolo, Lisboa.

Vocación pero también actitud, porque de nada sirve hacer un fanzine si vas a enseñar lo mismo que puedes encontrarte en El Jueves o en el catálogo de Glènat. Y la actitud no solo es aquella anécdota que se desprende de una ilustración o un cómic, también es la manera en cómo esta hecha, la personalidad que adquiere la publicación y el camino que sigue por si sola. Esta es la energía que desprenden los autores portugueses y es lo que encuentras cuando abres una de sus publicaciones: una actitud frente al mundo. Sin actitud un fanzine se convierte solamente en algo guay -y ni siquiera llegas a ligar siendo guay-.


17a. Feira Laica. Diciembre 2010. Mercado Forno do Tijolo, Lisboa.
Taller de edición a cargo de la Oficina do Cego.

Autoedición es política. Podemos estar de acuerdo o no con el mensaje o la estética que se desprenden de las páginas, pero frente a un mundo económico y social que ha demostrado ser insostenible y hermético, y que empuja a una gran mayoría hacía la precariedad, autoeditar es no aceptar ciertas reglas del juego -como que de un 100% de un libro, la tienda se lleve un 30% y el autor un 10%, si tiene suerte-, es por el contrario, plantear nuevas formas estéticas con las características técnicas que esa precariedad nos permite. Es hacer un viaje de 8000km para difundir el trabajo no solo de tu propio colectivo sino de aquellos con los que te vas encontrando en el camino -otra cosa buena que tienen los CCC, en especial su cabeza Marco Farrajota, es la vieja costumbre de llevar de un lugar a otro los productos ajenos, haciendo de puente entre diferentes colectivos, algo que no había visto desde antes del internet-.


Haciendo política nocturna en Punta Umbría durante los encuentros de ediciones independientes EDITA 2011. Marco Farrajota y Joana Pires de Chili Com Carne, junto a Don Rogelio, Clara Iris y Luis Demano de la Unión Sonográfica del Este, responsables de Tenderete. Punta Umbría, abril 2011.

Hacer política es hacer proyectos como Ultrarradio, Argh!, Trineo Ediciones, Afeita al Perro, Paga Extra, Usted, Milimbo, Pusilánime, Ediciones Puré, Ediciones Valientes, Adobo, Gagarín y tantos otros sellos y fanzines que sobreviven y tienen vida propia más allá de los autores que los hacen.


Para mi, como Bólido de Fuego, es mucho más que un placer poder tener las publicaciones de Chili Com Carne en catálogo y abrir con ellos el segundo año de este espacio dedicado a las políticas estéticas independientes. Osea: los fanzines.


¡Tinta y sabrossura!

Martín López


Marco Farrajota y Joana Pires de Chili Com Carne atónitos a su llegada a Lavakeri de Valencia. Septiembre 2010.


pd. pido enormes disculpas a todas las publicaciones cuya info aun no he subido, en las próximas semanas intentaré actualizar completamente el blog en el tiempo que la vida mundana me deje.